No es una equivocación plantear que el dropshippin es una atractiva oportunidad de negocio para muchos nuevos emprendedores, el método simple de intermediación facilita en graban medida el desarrollar una idea de negocio, puesto que no vamos a comprometer mucho capital, ni tampoco vamos a ocuparnos de las actividades relacionadas con la gestión de envíos de las mercancías a los clientes.

Esto no quiere decir que todo sea color de rosa en el dropshipping, esta modalidad de comercio electrónico puede traer diferentes problemas, que, si no son atendidos a tiempo, pueden generarnos mas de un dolor de cabeza. Recordemos hay una parte importante de la transacción sobre la cual no tenemos control, que es el envío, por tanto nuestro nivel de riesgo puede aumentar si el proveedor, a cargo de esta etapa, moi actúa con responsabilidad y diligencia.

Veamos a continuación que otros problemas podemos afrontar en el dropshipping y que afectan directamente el desarrollo de nuestro negocio

Dificultades con la garantía de los productos

La garantía puede llegar a ser un real dolor de cabeza, especialmente si el producto se estropea tiempo después de ser adquirido. Sabemos que los proveedores deben asegurarse de hacer llegar en perfecto estado el producto comprado, por eso ellos se ocupan con especial detenimiento de realizar el embalaje, pero qué pasa si el producto comienza a fallar tiempo después de la compra?, si esto no esta claro para ti, es seguro que cuando suceda vas a tener serios problemas que pueden afectar la imagen de tu tienda.

No generar una comunicación fluida con los clientes

Cuando hablamos de comunicación fluida, no hablamos de un contacto día a día con estos, pero si es necesario generar unos canales de comunicación en donde podamos atender sus sugerencias, comentarios y quejas. Las encuestas de satisfacción, los correos electrónicos con información relacionadas con las novedades, promociones y descuentos son una forma de acercar micho mas a nuestros clientes y de fidelizarlos aún mas.

Ser cautelosos con los proveedores de dudosa procedencia

La cuestión de la estafa en internet es mas recurrente de lo que pensamos, es por esto, que hay que tener un especial cuidado con los proveedores, y para ello, podemos encontrar señales que nos pueden indicar el tipo de proveedor con el que nos relacionamos; cláusulas especiales, comisiones inexistentes, contratos de exclusividad o solicitar anticipos, pueden indicarnos que el proveedor con el que trabajamos no es confiable cien por ciento. Siempre que esto suceda, debemos remitirnos a internet y buscar información o evaluaciones del proveedor. Despreocuparnos por el negocio

A veces podemos caer en el juego de pensar que si el dropshipping es un modelo simple de negocio, no es necesario dedicarle ni tiempo, ni esfuerzo, o si notamos que después de algunas semanas de funcionamiento de nuestra tienda, esta genera buenos beneficios, podemos comenzar una nueva tienda para ampliar nuestros márgenes de ganancia, descuidando nuestro primer proyecto. Hay que ser claros, este tipo de negocios requieren un especial cuidado, debemos estar revisando casi que permanentemente las dinámicas y las variaciones del nicho, tener presente las valoraciones de los clientes para realizar los ajustes pertinentes y necesarios.